SALA DE ESTUDIO

Cómo decorar una sala de estudio

girls-school-desk-beige-and-white-588x588

Decorar una habitación con propósito múltiple es una manera de optimizar el espacio, especialmente en casas pequeñas. Combinar el espacio de una oficina o estudio con una sala de estar, requiere que tomes en cuenta tus necesidades e ideas tanto profesionales como personales. Considera todas tus necesidades actuales y cualquier característica que necesites modificar en el lugar. Una planeación cuidadosa y búsqueda de los diseños más destacados te ayudarán a crear un espacio que sirva adecuadamente como una oficina eficiente y como una sala de estar relajante. También te ayudará a evaluar las opciones realistas de diseño que puedes implementar en la habitación.

Empecemos por elegir los colores más adecuados para pintar la sala de estudio. Lo ideal es crear un ambiente relajado en el que no sea difícil concentrarse, así es aconsejable descartar los colores demasiado intensos o chillones que llamen nuestra atención. Son preferibles los tonos neutros y suaves como el blanco, el crema e incluso los verdes y azules pálidos.

Un elemento que cobra especial importancia en las salas de estudio es la iluminacion. La clave es aprovechar al máximo la luz natural durante el día, por ello debes mantener bien despejadas las ventanas de la estancia. Para la noche, incorpora una lámpara de techo en el centro de la sala y otra que alumbre directamente el escritorio o la zona de trabajo.

Una sala de estudio debe ser un espacio funcional que te permita tener bien organizado todo aquello que necesitas diariamente para trabajar. Por eso, recargar la estancia con demasiados muebles es un error, solo son necesarios unos pocos como la mesa del escritorio para trabajar y colocar el ordenador, una silla bien cómoda y una gran estantería para colocar libros, revistas, carpetas, archivadores, etc.

La distribución de los muebles en la sala también es un factor importante a tener en cuenta. La mesa del escritorio puede ir colocada bajo la ventana para disfrutar al máximo de la luz natural. Por su parte, elige una librería de grandes dimensiones y ubícala en una de las paredes de la estancia. Si notas que el resto de paredes están muy vacías, puedes incorporar algunas repisas horizontales o decorar una de ellas con un cuadro de grandes dimensiones.

A la hora de elegir los muebles piensa en aquellos modelos que sean prácticos y funcionales. Una buena opción son las mesas con cajones, especialmente si nuestra sala de estudio es demasiado pequeña para incorporar otros muebles. Elige también un buen asiento para estar cómodo y relajado mientras trabajas o estudias, encontrarás sillas de líneas modernas o clásicas así que podrás decantarte por la que mejor se adapte al estilo decorativo de la sala de estudio.

Aunque las salas de estudio están diseñadas para ser espacios serios dedicados a las responsabilidades, también puedes decorarlas a tu gusto y aportar tu toque personal. Para lograr que sea un lugar más acogedor y cálido, coloca una bonita alfombra en el centro de la sala, algunas plantas e incluso, si dispones de más espacio, puedes crear una zona de relax o de lectura con sillones y una mesa pequeña.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s